Una editora poco mentirosa

20474288

Hace pocos días tuve la suerte de que cayese en mis manos una de las grandes obras de “Aquella editora poco mentirosa”, la famosa y a la vez poco conocida Esther Tusquets.

En Correspondencia privada nos encontramos la obra final de tema autobiográfico de la fundadora  de la editorial Lumen. El libro, publicado en 2001, se compone de cuatro cartas personales dedicadas a su madre y antiguos amores, como su profesor de literatura, un compañero de clase y finalmente, de su marido. Los cuatro relatos, cuatro epístolas creadas ex profeso para la obra, cuentan con un tono irónico y sarcástico y el paralelo reflejo de la Barcelona de los años 40 y 50.

Tusquets que siempre fue polémica y fundadora de aquel colectivo de mujeres que en los años 70 comenzaron a escribir literatura femenina y erótica, no tiene pelos en la lengua aunque reconoce que la obra está cargada de un halo de exageración como narradora que es.

Como lectora Esther Tusquets nunca me ha decepcionado pero esta obra me agarró  desde el primer momento por su dureza y su dulzura pero sobre todo por formar parte de aquellas obras que deciden dejar de novelar hechos ajenos y deciden tocar los temas más comunes y cotidianos de nuestras vidas, pues como la autora afirmó “En la infancia y la primera juventud vivimos en los libros y descubrimos en los libros cosas que no figuran en nuestra vida real. La literatura suple a la vida. Y luego no.”

¡Qué el lector juzgue!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s