Nanas indígenas

Durante los últimos post lo que más abundaban eran los temas artísticos. La idea del diario ilustrado me hizo recordar que este tipo de proyectos a fin de cuentas no son un invento de los nuevos artistas del siglo XXI. Repasando la obra de algunos de los grandes artistas me di cuenta que Frida Kahlo solía hacerlo durante sus momentos de enfermedad.

Imagen

La gran pregunta es: ¿qué sabemos de Frida Kahlo? En general, para la gran mayoría, es una imagen que ella misma a base de autorretratos creó: la imagen de una mujer morena, de largas trenzas, de gruesas cejas casi unidas siempre llena de flores y color. Sin embargo, a Frida se la recuerda por sus excentricidades, quizás por su larga enfermedad, pero especialmente por su matrimonio con Diego Rivera. Y ahí queda todo.

Una de las mejores escritoras del siglo XX mexicano, Elena Poniatowska, fue una de los pocos intelectuales que le concedió un verdadero homenaje a Frida Kahlo en Las siete cabritas mostrando a la pintora por dentro y sacando a relucir su más profundo ser. Aunque Las siete cabritas es un conjunto de relatos donde Poniatowska trata de revalorar a aquellas mujeres que cambiaron la historia de México con su valentía y vanguardismo, el primer capítulo “Diego estoy sola. Diego ya no estoy sola” concedido a Kahlo es el más logrado de toda la obra. A través de un relato en primera persona, Poniatowska trata de imitar el propio estilo de Frida, empleado en diarios y en sus cartas a Diego Rivera haciendo un profundo recorrido por sus principales vivencias pero también por sus miedos y sus más ocultos sentimientos: su dolor de niña tras sufrir poliomelitis, su accidente en un tranvía, su sexualidad, el dolor físico, los desengaños de Diego Rivera y su infertilidad.

Elena Poniatowska se dejó conmover por una de estas siete cabritas, por aquella “cabra loca” si bien divertida y osada a veces, otras tantas, abandonada y herida. En definitiva, Frida Kahlo, mito, leyenda y realidad, buscó en el arte su consuelo. Conocer su obra es conocerla por fuera, pero especialmente, por dentro.

frida-kahlo

 Yo solía pensar que era la persona más extraña en el mundo, pero luego pensé, hay mucha gente así en el mundo, tiene que haber alguien como yo, que se sienta bizarra y dañada de la misma forma en que yo me siento. Me la imagino, e imagino que ella también debe estar por ahí pensando en mí. Bueno, yo espero que si tú estás por ahí y lees esto sepas que, sí, es verdad, yo estoy aquí, soy tan extraña como tú.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s