Cumplir años

Para los que empiezan, para los que siguen

482970_294960637272132_1504906071_n

La vida pasa por delante de tus ojos justo en el momento en el que naces. Durante tus primeros meses, te sientes un ser inseparable al mundo, te has convertido en el mundo de un persona. Formas parte de una vida que ves pasar sin poder hacer nada, experimentando nuevas sensaciones y viendo como, en realidad, los acontecimientos son hechos que les pasan a otras personas.

6a0133f30ae399970b01a73d6fafcf970d-pi-1

Te acostumbras a vivir el momento porque, de momento, no tienes más futuro al que ir. Sin embargo, pronto la vida empieza a moverse y aprendes a moverte con ella. Es entonces cuando das por sentado que cada año eres una persona diferente, con un cuerpo mejorado y un futuro distinto. Tu vida es tan rápida que el mundo parece estar congelado, tanto que unas vacaciones de verano pueden ser una eternidad.

am_79231_4485631_127015

De repente empiezas a sentir que el tiempo avanza y aprendes a ir a su ritmo. Aunque de vez en cuando te sientes arrítmico porque parece que esa melodía se saltara una nota y tu cumpleaños llegara un día antes cada año. Deberíamos considerar la idea de que la juventud, no se pierde en la juventud y que sus dramas no son más exagerados de lo que deberían ser, que sus emociones tienen sentido. Así, para un adolescente, la vida es épica y trágica, porque… lo es. Cada detalle de cada día puede cambiar tu historia y poco a poco vas trazando el mapa de tu vida.

cSIIFZ16PsBv8eXgZ1tLP1

Como los exploradores, vas luchando con los espacios vacíos de tu mapa. A partir de este punto, cada año vale menos que el anterior. Con cada cumpleaños volvemos al mismo punto de nuestra órbita alrededor al sol y no podemos sino desearnos feliz retorno. Pronto sentirás que el círculo se va haciendo más pequeño hasta que te das cuenta de que, en verdad, la vida no es más que una espiral.

que-comer-embarazo

Empiezas a hacerte preguntas, que unas veces tienen más peso que otras. Tomas consciencia de todas las puertas que cierras para poder dar un paso hacia delante, de todas las cosas que no has hecho y que nunca llegarás a hacer, de todos los riesgos que puedes o no correr, de las cosas a las que renuncias cada instante para estar donde estás ahora: de las vidas alternativas que podías haber tenido. Pero aún tienes fantasías en la cabeza.

mama y bebe abrazo

Al final llegas a una edad en la que cuanto más se repite tu rutina, más peso muerto tiras por la borda y sientes un empujón hacia tu centro de gravedad. Todo se reduce al montón de recuerdos a los que te aferras y por fin eres consciente de las excusas que tú mismo te has puesto. Ahora comprendes que, gracias a todos los monstruos que aparecieron, pudiste pararte a pensar durante tu camino.

Hasta que todo parece moverse con su propia inercia e incluso, si estás quieto, sientes como si fueses corriendo a algún lugar, o mejor dicho, como todo corre en dirección al mismo lugar. No importa si mañana intentas correr un poco más rápido o intentas aferrarte a lago porque la vida siempre correrá más rápido que tú. Los segundos se te escapan mientras desciendes por una espiral.

tarta-cumpleanos

Feliz retorno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s