The red convertible

Hace un par de meses tuve la oportunidad de leer este relato corto de la autora estadounidense Louise Erdrich. Tengo que confesar que empecé a leerlo sin muchas aspiraciones. El titulo me hizo pensar que la historia iba sobre coches y no me resultaba muy motivador, pero más allá de mis prejuicios, he de decir que es un cuento de tan solo ocho páginas que me hizo querer leerme la antología entera, Love Medicine, la cual ganó el National Book Critic Circle Awards for Fiction.

l-erdrich

Louise Erdrich que es de origen alemán e indio, tiene muy presente sus orígenes reflejando a través de breves historias interconectadas la vida de la comunidad Chippewa. En este caso, The red convertible nos acerca de una forma poética a la par de realista a las consecuencias de la guerra de Vietnam en los jóvenes indios que tuvieron que combatir violentamente durante años.

Erdrich demuestra sin duda su ingenio y estilo. El relato  nos cuenta la historia de dos hermanos indios que compraron un coche juntos, poco antes de que el mayor, Henry, tuviera que marcharse  a combatir en Vietnam. El famoso descapotable rojo será el símbolo de la relación entre ambos hermanos, de sus altos y sus bajos.  Así, progresivamente, a través de las palabras y sentimientos de Lymann, sus desasosiegos y pesadumbres,  vemos el deterioro y la confusión mental de Henry tras su vuelta a casa. Los esfuerzos de Lymann por recuperar la antigua naturaleza de su hermano acabarán con un triste y dramático final. Mediante poderosas imágenes, un profundo estilo poético y una gran simbología Erdrich logra atrapar a los lectores y revelarles la crudeza de la guerra y sus secuelas, en la mayoría de los casos, irreversibles.

When he came home, though, Henry was very different, and I’ll say this: the change was no good. You could hardly expect him to change for the better, I know. But he was quiet, so quiet, and never comfortable sitting still anywhere but always up and moving around. I thought back to times we’d sat still for whole afternoons, never moving a muscle, just shifting our weight along the ground, talking to whoever sat with us, watching things. He’d always had a joke, then, too, and now you couldn’t get him to laugh, or when he did it was more the sound of a man choking, a sound that stopped up the throats of other people around him. They got to leaving him alone most of the time, and I didn’t blame them. It was a fact: Henry was jumpy and mean. (Erdrich 197)

Love Medicine, el libro que compila estas y otras historias interrelacionadas entre sí, es una meditación sobre el amor y sus múltiples vertientes —en este caso fraternal— así como un análisis de las dificultades de este grupo étnico durante los últimos sesenta años.

51ewe0q61nl

Puedes leer el relato en el siguiente enlace (English version): The red convertible

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s