Grandes ilustraciones para grandes libros

Desde hace unos años (yo diría unos cuatro) se ha popularizado el rescatar grandes clásicos para reformularlos con ediciones preciosistas (ilustraciones cuidadas, tapas duras, camisas, etc.). La ilustración que casi siempre se ha asociado a libros infantiles ha ido rompiendo las fronteras de edad y son cada día más los adultos que disfrutan de este tipo de libros. En el post de hoy te traigo un recopilatorio de clásicos ilustrados por algunos de los mejores artistas del mundo del libro. Aquí está la prueba de que si mezclamos lo visual y lo intelectual podemos tendremos doble disfrute: las historias te parecerán más vibrantes e impactantes y las historias ya más que conocidas parecerán un poco más nuevas.

  • Una Biblia adaptado por Philippe Lechermeier. Editorial Edelvives. Ilustrado por Rebecca Dautremer.

shoppingfoto-11-11-14-12-05-03601ecbd43b0300921ec33da39edd51262fc3a89cf78bb0772e71d086de62adc4

  • Seda de Alessandro Baricco. Editorial Edelvives. Ilustrado por Rebecca Dautremer.

cumbres-borrascosas.jpg

  • La trilogía de Nueva York de Paul Auster. Editorial El Zorro Rojo. Ilustrado por Tom Burns.

jacket-trilogia-de-ny-new450_1000

  • Estudio en escarlata de Arthur Conan Doyle. Editorial Nórdica. Ilustrado por Fernando Vicente.
  • Rebelión en la Granja de George Orwell. Editorial El Zorro Rojo. Ilustrado por Ralph Steadman.
  • Notre Dame de París de Víctor Hugo. Editorial Edelvives. Tomos I y II. Ilustrado por Benjamín Lacombe.
  • Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Carroll. Editorial Edelvives. Ilustrado por Benjamín Lacombe. También hay otra edición de Rebeca Dautremer en la misma editorial. Ambas son muy buenas, pero me llama más la atención la de Deutremer. Trailer del libro
  • Dr. Jekyll y Mr. Hyde de Robert Louis Stevenson. Editorial El Zorro Rojo. Ilustrado por Mauro Cascioli.

81aihkGMsrL.jpg

  • La metamorfosis de Kafka. Editorial El Zorro Rojo. Ilustrado por Luis Scafati.

4BBED01A3.jpg

  • La cata de Roald Dahl. Editorial Nórdica. Ilustrado por Iban Barrenetxea.

 

  • Macbeth de William Shakespeare. Editorial Reino de Cordelia. Ilustrado por Raúl Arias.
  • Carta a un hijo de Rudyard Kipling. Editorial Edelvives. Ilustrado por Mauro Evangelista. No puedes perderte el famoso poema If del autor del Libro de la selva.

cartaaunhijo1.jpg

Si puedes estar tranquilo cuando todos a tu alrededor

han perdido la cabeza y te culpan por ello,

si puedes confiar en ti mismo cuando todos dudan de ti

y, sin embargo, no desprecias sus dudas;

si puedes esperar sin que te canse la espera,

si te injurian y no respondes a la mentira,

si te odian y no cedes al odio,

y, aun así, no pareces demasiado bueno ni hablas como un sabio;

si puedes soñar, y no hacer de tus sueños tu señor,

si puedes pensar, y no hacer del pensamiento tu meta,

si puedes encontrarte con el triunfo y la derrota

y tratar de la misma manera a esos dos impostores;

si puedes soportar escuchar la verdad que has dicho

distorsionada por granujas para engañar a tontos,

o ver cómo se destruyen las cosas por las que has dado la vida,

y agacharte y reconstruirlas con herramientas viejas;

si puedes poner en un montón todos tus triunfos

y arriesgarlo todo en un cara o cruz,

y perder, y empezar de nuevo desde el principio,

y no decir una palabra sobre lo que has perdido;

si puedes forzar tu corazón, nervios y tendones

a que sirvan cuando ya hace tiempo que se han gastado,

y resistir cuando no te quede nada

salvo la voluntad que dice “Aguantad”;

si puedes hablar con las masas y mantenerte íntegro,

o pasear con reyes sin perder el sentido común,

si no pueden herirte ni los enemigos ni los buenos amigos,

si todos cuentan contigo pero ninguno en exceso;

si puedes llenar el minuto implacable

con sesenta segundos que valgan la pena,

tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella,

y-lo que es más- ¡serás un Hombre, hijo mío!

Rudyard Kipling

Anuncios

Libros para leer y releer (I)

Se acerca la navidad  y mucha gente se propone leer más, regalar libros o leer un poco aprovechando el tiempo libre. Libros hay muchos, pero inolvidables hay pocos. Por eso hoy comparto contigo en esta primera parte algunos de los libros que más he releído para que te animes aunque ya los conozcas, a adentrarte en ellos una vez más.

Aleph y Ficciones. Jorge Luis Borges. Si este blog recibe el título de laberinto es por algo y Borges tiene mucha culpa. La primera vez que leí estos dos libros no terminaron de gustarme, eran cuentos complicados y algunos incluso con un final decepcionante. Pero los volví a leer no una segunda vez, muchas veces. Borges utiliza las matemáticas, la filosofía, mezcla ficción y realidad y sobre todo, da mucho que pensar. Si lees la Biblioteca de Babel, sabrás de lo que estoy hablando.

Pedro Páramo. Juan Rulfo. Si ves la entrevista que realizaron a Juan Rulfo en el programa A fondo (años 70), podrás comprobar que Rulfo era como sus personajes: misterioso y de pocas palabras. Leer Pedro Páramo puede ser muy adictivo. La primera vez, lo leí de un tirón porque necesitaba averiguar el sentido de Comala y sus habitantes, la segunda vez, con algo más de calma entendí mucho más de su simbología y significados.

pedro-paramo

Tres sombreros de copa. Miguel Mihura. Quién no ha oído hablar de esta obra de teatro. Además del gran sentido del humor de su autor, es uno de los primeros ejemplos de comedia del absurdo. Su humor en el fondo revela soledad y frustración, no se puede dejar pasar por alto.

el-gatopardo

El gatopardo. Giuseppe Tomasi di Lampedusa. Uno de los pasajes más famosos es “Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”. “¿Y ahora qué sucederá? ¡Bah! Tratativas pespunteadas de tiroteos inocuos, y, después, todo será igual pese a que todo habrá cambiado”. “…una de esas batallas que se libran para que todo siga como está”. Una novela perfecta para entender los cambios políticos y los conflictos generados por los cambios.

alicia-en-el-pais-de-las-maravillas

Alicia en el País de las Maravillas. Lewis Carroll. Puede ya hayas visto la película o leído el libro, pero muy poca gente conoce la simbología de esta novela. Detrás de la fábula se esconden múltiples alusiones a la educación y costumbres de la época: intolerancias, rígidas costumbres, prisas o crisis de identidad.

yasunari-kawabata-mil-grullas

Mil grullas. Yasunari Kawabata. Un libro que en una primera lectura puede resultar poco atrayente pero si lo lees con calma vas a encontrar belleza y poesía como estas: “El tiempo pasó. Pero el tiempo se divide en muchas corrientes. Como en un río, hay una corriente central rápida en algunos sectores y lenta, hasta inmóvil, en otros. El tiempo cósmico es igual para todos, pero el tiempo humano difiere con cada persona. El tiempo corre de la misma manera para todos los seres humanos; pero todo ser humano flota de distinta manera en el tiempo”. El título viene de la leyenda japonesa en la que aquel que haga mil grullas de papel recibirá un deseo de una grulla, como curarse de una enfermedad o tener una vida larga.

azul

Azul. Rubén Darío. Azul es el color del arte o así dicen: “Sí, el arte es el azul, pero aquel azul de arriba que desprende un rayo de amor para encender los corazones y ennoblecer el pensamiento y engendrar las acciones grandes y generosas”. Una gran obra para disfrutar de la belleza, de la poesía y el arte en sí mismo. El modernismo en su más puro absoluto.

rayuela

Rayuela. Julio Cortázar. Rayuela es la antinovela por excelencia. Un libro que hay que leer dos veces en cada uno de los sentidos que propone el autor. Si te gusta París y su vida bohemia, el jazz y las reflexiones literarias, no deberías dejar de leerlo.

el-guardian-entre-el-centeno

El guardián entre el centeno. D. Salinger. Hubo un tiempo en el que esta novela se consideró el libro favorito de los asesinos, pero nada más lejos de la realidad. Esta novela es una bildungsroman del estilo de La campana de cristal de Silvia Plath sobre los conflictos vitales de un adolescente.

yerma

Yerma. Federico García Lorca. Una de las mejores obras del teatro español que no solo hay que leer si no releer para poder extraer todo el jugo a la descripción tan profunda del área rural que hace el poeta, sin olvidar la defensa del mundo femenino gracias a la combinación de la poesía, el mito y la realidad.