Mary Shelley

Este año se cumple el 200 aniversario de la primera publicación de una las más famosas novelas de la historia: Frankstein o el moderno Prometeo. Aunque la novela es conocida por las películas y la idea superficial de un monstruo torpe con tornillos, la novela es un reflejo del pensamiento de su época y de la infancia de la autora, en soledad y entre libros.

Frankestein_ilustración3

Mary Shelley era hija de una de las primeras feminisitas de la historia, Mary Wollstonecraft. Aunque su madre murió cuando ella tenía once días, Mary Shelley se alimentó de muchas de las ideas de su madre. Su padre, que era un párraco liberal, es considerado por muchos el iniciador del anarquismo filosófico y del utilitarismo. Fue su padre quien educó a Mary Shelley y gracias a él aprendió a escribir sus primeras letras, en la lápida de su madre. Creció leyendo junto a la tumba de su madre, estudiando las ideas de la Revolución francesas, pero especialmente se vió marcada por la reivindicación de su madre:

“Los expertos declaran que los mujeres eran inferiores a los hombres en todas las áreas del desarrollo humano y no podían ser educadas más allá de ciertos niveles rudimentarios. Mientras que los hombres poseían la capacidad para razonar y una rectitud ética, las mujeres fueron consideradas tontas, volubles, egoistas, crédulas, astutas, indignas de confianza e infantiles. Las mujeres casadas no podían poseer propiedad o iniciar un divorcio y los hijos eran propiedad del padre. No solo era legal para un hombre golpear a su mujer, además los hombres eran animados a castigar a cualquier mujer que los mirara inadecuadamente. Si una mujer intentaba escapar de un marido cruel o violento, era considera una fugitiva y su marido tenía derechos legales para emprisionarla”.

Frankestein_ilustración2

Con dieciséis años, Mary conoció al poeta Percy Bysshe Shelley con el que empezó a verse en el cementerio donde estaba enterrada su madre. Como Percy estaba casado, decidieron huir y viajar por Europa con la hermanastra de Mary, que se cambió el nombre de Jane a Claire. Aunque Mary pensó que al ser su padre un hombre liberal no sería juzgada, cuando volvió la repudió y fue considerada una prostituta y Percy un inmoral. Un año después nació su hijo y Claire propuso ir a Suiza donde vivía Lord Byron, su amante.

Frankestein_ilustración4

Los Shelley y Lord Byron vivían cerca del lago Lemán y como consecuencia del mal tiempo de la zona empezaron a contar historias de terror en las tertulias. Pronto Percy y Byron se aburrieron del juego, pero el criado de Lord Byron siguió trabajando en un relato que sería la base de novela Drácula y Mary en un sueño que había tenido sobre un joven que cobraba vida después de la muerte.

Frankestein_ilustración5

En aquel entonces, las mujeres no podían escribir novelas, y aunque la novela fue publicada en el anonimato, la verdad pronto salió a la luz. Para entonces Percy ya había muerto y Mary Shelly se vió madre soltera, llena de deudas y despreciada socialmente.

Mary Shally escribió cinco novelas, pero ninguna alcanzó el éxito y la fama de Frankestein, en parte gracias a los avances científicos y médicos del momento. Muchas han sido las interpretaciones del significado de Frankestein, cuyo nombre viene de un castillo en Alemania, pero la princial responde a la idea goyesca de que el sueño de la razón produce monstruos.

Frankestein_ilustración6

Para conmemorar esta biografía, Impedimenta ha publicado un libro para niños sobre la vida de Mary Shelley –Mary, que escribió Frankstein– con ilustraciones de Júlia Sardà. A continuación acompaño algunas de ellas, una mezcla de fantasía y realismo que añade mucho ambiente a la historia. Que disfrutéis.

Framkestein_cubierta

 

Anuncios